Aparentemente una vez más la Directiva del Club Necaxa consideró innecesario que su representante femenil llegara en las mejores condiciones posibles a su compromiso en la ciudad de Puebla para disputar el cotejo correspondiente a la jornada 12 del Guardianes 2020 frente al equipo representativo de Puebla.

 

En esta ocasión, las Centellas disputaban su encuentro al mediodía, sin embargo se dio a conocer que salieron de Aguascalientes el día viernes aproximadamente a las 9 pm, con un trayecto largo que hizo que llegaran a Puebla a las 4 am. Por si esto no fuera poco, en el hotel donde se quedaron tuvieron que compartir 5 jugadoras una misma habitación con únicamente dos camas, por lo que fue casi imposible dormir las 4 horas que tenían previstas para descansar, ya que debían despertar para el desayuno y activación física previo a su partido.

A pesar de todo, empataron su encuentro y lograron rescatar un punto, para así sumar en total 7 en 12 partidos.

Aunque no es la primera vez que les sucede, ya que en torneos anteriores se han dado casos como contra América, que viajaron en camión hacia CDMX el mismo día y estuvieron a punto de no presentarse al encuentro puesto que había un percance en la carretera México-Querétaro que las retrasó de manera importante. También se sucitó cuando viajaron hacia Nuevo León para su partido contra Tigres, en este caso se les descompuso el camión y de igual manera se retrasaron.

 

Es lamentable que la Directiva de las Centellas no tomen en serio este proyecto y que no les brinden ni siquiera el trato profesional que como futbolista de primera división es lo mínimo que se debe tener. A pesar de todo esto, el equipo comandado por Fabiola Vargas ha respondido muchas veces en el terreno de juego, dando buenos partidos y sumando de a poco, sin embargo algunas veces el cansancio es lo que termina traicionando a las de Aguascalientes, pues en el último tercio del partido es donde caen los goles que las ponen en desventaja. 

El mérito de las jugadoras y la Directora Técnica debe ser reconocido doblemente, pues sin las condiciones óptimas para presentarse a sus encuentros, cada partido muestran un fútbol cada vez mejor, cosa que debería tomar en cuenta la Directiva para apoyar el proyecto y apostarle a su primer equipo femenil.