DRAMÁTICO EMPATE EN EL CLÁSICO REGIO

Lunes 28 de enero 2019

San Nicolás de los Garza, Nuevo León

Estadio Universitario

Sé que tal vez suene repetitiva cada que escribo una nota sobre el Clásico Regio Femenil pero ustedes estarán de acuerdo conmigo en que este encuentro NUNCA nos ha fallado. Cada partido que han jugado Tigres y Rayadas ha sido de otro nivel y las 22 jugadoras que están dentro del terreno de juego corren y pelean el balón como si estuvieran en la gran final o como si su vida dependiera de anotar el gol y ganar. El orgullo por la supremacía del fútbol acá en Monterrey es fuerte y eso se sabe, tanto que dentro del campo el dramatismo no falla y fuera de el la afición responde con cifras altísimas. 30, 161 aficionados asistieron al clásico convirtiéndose en la mejor entrada en lo que va del clausura 2019.

Para este compromiso las locales tenían una fuerte baja, su arquera Alejandra Gutiérrez salió lesionada en el encuentro contra Santos y tuvieron que suplirla. El paso lógico hubiera sido con Ángeles Martínez quien mantenía cierta regularidad en conjunto con Gutiérrez pero el DT. Villa Zeballos sorpresivamente le dio la oportunidad a Ofelia Solís, arquera que no tenía actividad desde el Apertura 2017 pero que ha estado trabajando constantemente con el equipo en los entrenamientos. Por las visitantes su baja era Alicia “Licha” Cervantes quien se convirtió en titular indiscutible desde el torneo anterior y que también se encuentra lesionada por lo que no pudo participar en el encuentro.

Katia Itzel García dio el silbatazo inicial y el primer toque del esférico fue para Tigres quien comenzó a tener la posesión del esférico en los primeros minutos aunque las llegadas de peligro fueron para las Rayadas quienes tuvieron un par de aproximaciones con tiros al arco de Norali Armenta que fueron rechazados por Ofelia Solís. Después de ese par de jugadas de peligro las felinas no volvieron a soltar el balón y mantuvieron el control del encuentro, salidas vía Greta Espinoza que distribuía desde atrás pasando por el centro con Liliana Mercado quien traía un duelo durísimo con Hillary García que no dejaba de pelearle cada balón. Las descolgadas de Lizbeth Ovalle y Evelyn González empezaban a hacer estragos conforme pasaba el tiempo y la presencia de Katty Martínez se hacía cada vez más evidente cerca del arco de Claudia Lozoya. Al minuto 23 llegaría la jugada que le daba el buscado gol a las de casa, la capitana Mercado mandó un pase largo desde el medio campo buscando a Belén Cruz, la defensa rayada Victoria López salta para alcanzar el esférico pero se equivoca y no cabecea bien, Cruz que siguió la jugada recupera el balón y manda un pase el centro del área chica donde ya esperaba en solitario la goleadora Katty Martínez que vence a Lozoya para poner a su equipo arriba en el marcador 1 – 0. Las locales siguieron desbordando y atacando haciendo suyo el resto del primer tiempo pero no pudieron concretar por lo que se fueron al descanso con solo un gol a favor.

El segundo tiempo inicio con un tono completamente distinto al primero ya que Tigres no fue tan ofensivo como en el primer tiempo y le presto el balón a las Rayadas quienes batallaron para armar jugadas de peligro ya que Desireé Monsiváis aparecía en solitario y con una dura línea defensiva que no la dejaba moverse libremente. La salida de Daniela Solís al medio tiempo modificó un poco el parado táctico de las visitantes ya que Hillary García se movió del centro del campo a la banda derecha y batallo para dar juego hacia el frente. El ingreso de Dinora Garza y Aylin Avilés dio un poco de claridad a la ofensiva pero Cristina Ferral y Greta Espinoza eran un muro difícil de vencer. Los minutos pasaron entre duros enfrentamientos que derivaron en un par de tarjetas amarillas, lesiones y retrasos en el juego. El minuto 90 llego y la jueza daba 4 minutos de compensación que bastarían para cambiar el rumbo del encuentro. Un tiro libre era la última oportunidad que tenían las Rayadas para empatar este clásico, Dinora Garza mando un centro preciso al área chica donde Solís logra rechazar pero no con tanta fuerza y el balón le queda cerca a Mariana Cadena quien logra conectar para lograr el ansiado empate. Cadena festejaba con sus compañeras pero en el piso quedaron tendidas Rebeca Bernal y Desireé Monsiváis quienes buscando conectar con el balón tuvieron un fuerte choque. Las asistencias fueron llamadas inmediatamente para atenderlas y que salieran del campo. El balón volvió a estar en movimiento pero solo para que se pitara el final del encuentro.

Otro partidazo se nos terminó en el Estadio Universitario y el empate parecía justo para lo que mostraron ambas escuadras. Tigres y Rayadas se dividen unidades y quedan con 10 puntos cada escuadra. Ambos equipos están por debajo de Atlas quien queda como líder del grupo con 12 unidades. Para la Jornada 6 Tigres visita a las Centellas del Necaxa mientras que Rayadas recibe al Querétaro.