¿CASTIGO EJEMPLAR? QUIZÁ NO

Imagen: LigaMxFemenil

La jornada 8 de la LigaMX Femenil tenía en su itinerario uno de los encuentros más interesantes o importantes dentro de la fase de grupos: Chivas recibiendo en el estadio Akron a Tigres. El cara a cara entre las actuales campeonas y las que se llevaran la gloria en el torneo anterior


Y como todos seguramente ya saben, “el juego” de la jornada terminó dando mucho que hablar por muchos, muchos detalles (sangre, sudor y lágrimas, básicamente).

 

No voy a entrar en detalles de todo lo que sucedió en la cancha.. si quieren hacer el “recuento de los daños” (como diría mi comadre la Trevi), mejor lean la nota de Vianey Rodríguez, quien dicho sea de paso, siempre tiene un muy atinado modo de exponer lo que acontece en el campo de juego. 

( Enlace de la nota de Vianey:   Lluvia, Goles y Golpes en el Chivas vs Tigres )

Pero entre tanta cosa que pasó, varias jugadoras perdieron la calma, la cabeza, la sensatez… el que debía ser un juego lleno de acción y goles se tornó en uno con conatos de peleas, algunos jalones, seguramente muchas majaderías, una nariz rota y 4 jugadoras expulsadas por tarjeta roja directa. ¡Vaya lío!

En la corta historia de la LigaMx femenil no había ocurrido la expulsión de tantas jugadoras en un sólo encuentro. ¿Y a la vuelta de la página, que se puede encontrar? Pues nada menos que la consecuencia de estos actos, dictada por la Comisión Disciplinaria:

Lizbeth Ovalle (delantera de Tigres) y Andrea Sánchez (defensa de Chivas) son sancionadas con DOS PARTIDOS DE SUSPENSIÓN.

Así mismo, Nancy Antonio (media de Tigres) y Tania Morales (media de Chivas) son sancionadas con UN PARTIDO DE SUSPENSIÓN

Si se preguntan ¿cómo es que llegan a esta decisión? Pues les diré: al final del juego el cuerpo arbitral llena una cédula en la que se reportan pormenores del encuentro; entre ellos si hay tarjetas, el tipo de las mismas y a que jugadoras fueron dirigidas, agregando una descripción un tanto general del motivo de la misma. En este caso, “Conducta violenta”

Ahora,  “Conducta violenta” amerita una posible sanción de 1 a 15 partidos, más una multa; quienes se encargan de decidir cuántos partidos se aplican como medida disciplinaria son las personas de la Comisión, basados en el siguiente Artículo: .

De acuerdo al Artículo 73 del Reglamento de Sanciones de la FMF:
"La Comisión Disciplinaria, al determinar sus sanciones y/o dictar sus resoluciones deberá basarse en:

a) El Informe Arbitral en cuanto se trate de infracciones a las Reglas de Juego o incidentes ocurridos antes, durante y/o después de los partidos oficiales o amistosos.
b) Los videos de los partidos que se encuentren a disposición de la Comisión.
c) Informe del Comisario del partido en incidentes ocurridos antes, durante y/o después de los partidos que no estén relacionados con las infracciones a las Reglas de Juego.
d) Declaraciones de las partes y de los testigos, ó de personal autorizado por la FMF para permanecer en la cancha; las pruebas materiales, los informes periciales y las grabaciones de audio y videográficas.
e) Documento ó cualquier otro elemento de prueba que le sea proporcionado."

Yo no se si en realidad le esten dando la importancia que amerita todo este asunto; si bien el juego de suspensión para Antonio y Morales puede ser un buen escarmiento pues solo se propinaron jalones y manotazos “a discreción”, francamente considero que el castigo a Sánchez se queda corto. Les explico:

Cuando Sánchez cae al suelo jala de la playera a Ovalle primero, después la jala también del cabello y cuando Ovalle le suelta un manotazo ante la provocación y ya entrando en el rollo violento, Sanchez busca la manera de golpearla con las piernas, tratando de atinar con alguna patada en la humanidad de la delantera de Tigres y eso, amigos míos, es “pecado capital”. Uno, porque al ser futbolistas se presume que la parte del cuerpo que tienen con mayor fuerza justo son las piernas y dos, porque los tachones del calzado pudieron haber herido de gravedad a Ovalle.

No pretendo eximir a la de Tigres, que al final también hizo lo suyo y se permitió caer en las provocaciones y también responder de manera violenta.

A mi parecer, está Comisión Disciplinaria debió enviar un mensaje mucho más contundente imponiendo una sansión más rigurosa para evitar a toda costa que se puedan repetir acciones como las del pasado lunes.

¿Ustedes que opinan?