Impresionante juego de ida de la Final

Viernes 27 de Abril 2018

San Nicolás de los Garza, Nuevo León

Estadio Universitario

Final juego de Ida Clausura 2018 

Y la verdad sea dicha, en ningún lugar de la república mexicana la final de la liga MX femenil iba a ser tan espectacular como la que vimos hoy por la noche y la que veremos el próximo viernes en el BBVA Bancomer. El marco era impresionante, el Estadio Universitario a reventar (a excepción de un extraño hueco en la tribuna en la zona sur). Los boletos se habían agotado unas horas después del inicio de la venta libre ya que la mayoría de los abonados habían activado para poder asistir al partido. Tigres y Rayadas llegaban a la final con ese plus que da ser rivales en un clásico norteño que pone a todo el estado de Nuevo León de cabeza. La directiva auriazul se lució con una ceremonia protocolaría digna de una final con todo y juegos pirotécnicos. Y como dijo nuestra querida Lucre: ¡Show Time!

Iniciaba el partido y durante los primeros minutos ambos equipos luchaban por cada balón, era difícil adivinar cuál sería el curso que tomaría el partido ya que ambos tienen excelentes jugadoras y son equipos muy bien parados en el terreno de juego. Al minuto 10 parecía que la balanza se inclinaba de lado de Tigres cuando Nayelli Rangel manda un pase filtrado a Belén Cruz quien aparece sola (y al parecer en fuera de lugar) y vence a la portera rayada Claudia Lozoya para el       1 – 0. Las felinas se volcarían al ataque intentando incrementar la ventaja, pero un error de la portera felina Martínez quien derriba a Blanca Solís ocasiona que se marque la pena máxima. Rebeca Bernal convierte en gol al minuto 24 y se empataba el partido. El balón volvía a rodar y Tigres de nuevo comete error en su línea defensiva y un mal despeje va a dar a las piernas de Diana Evangelista quien manda un centro peligroso que encuentra Desirée Monsiváis y con un cabeza ponía a las Rayadas al frente 2 – 1. Así se irían al medio tiempo.

Para la parte complementaría Tigres ajusto tuercas y salió decidido a ir por el triunfo, pero no concreto ninguna llegada, Belén Cruz tuvo la más clara cuando queda frente a Lozoya, pero esta le gana el mano a mano y el marcador se quedaba igual. Parecía que las Rayadas se llevaba el triunfo ya que se cumplieron 90 minutos y el marcador no se movía, pero el árbitro agregaría 5 minutos por las perdidas de tiempo que se tuvieron en el segundo tiempo. Minuto 93 y se marca una mano cerca del área chica de las Rayadas, Carolina Jaramillo se enfilaría para disparar y provoca que Vanessa López desvíe el balón y meta el balón en su propia cancha por lo que Tigres empataba esta final y el resultado sería 2 – 2.

Lamentablemente el arbitro Mario Terrazas Chávez dio la nota por las malas decisiones en este partido que van desde no marcar fuera de lugar en el primer gol de Belén Cruz, tarjetas rojas perdonadas, penal sobre Monsiváis que no marco, mano que marco y no existía que provoco el segundo gol de Tigres y un extenso número de faltas sin amonestaciones. Esperemos que la federación corrija y mande a un silbante que no influya en el marcador.

La impresionante final de ida dejo un empate con sabor agridulce para ambos equipos. La afición como siempre en su papel de “Incomparable” alentando todo el partido y llenando el estadio con una cifra oficial de 38,230 aficionados para implantar un nuevo récord en un partido de la Liga Mx Femenil. Finalmente, todo queda para el juego de vuelta el próximo viernes 4 de mayo en el estadio BBVA Bancomer. ¿Se implantará nuevo récord de aficionados?

Vianey Rodríguez G.