Clásico Regio por el orgullo y liderato de grupo

Guadalupe, Nuevo León

Sábado 2 septiembre 2017

Me voy a permitir en esta ocasión hablarles desde un punto de vista muy personal sobre lo que significa el clásico entre Tigres y Rayados en Nuevo León. Siendo regiomontana de nacimiento, he vivido como espectadora y sin bando la pasión de estos encuentros que algunas veces ha llegado hasta la violencia sin motivo. Cuando se acerca el juego no se habla de otra cosa en toda la semana dentro de los espacios deportivos de la ciudad, analizando jugador por jugador y desglosando una y otra vez jugadas, estrategias, goles, historia etc. 

 

 

Si bien los equipos femeniles de Tigres y Rayados ya habían disputado anteriormente un par de clásicos, el encuentro del sábado pasado es el primero que cumple con todos los requisitos para poder llamarse así. Medios de comunicación cubriendo el previo, entrevistas con las jugadoras, cobertura a las concentraciones, los aficionados esperando con ansia el día y un ¡Estadio oficial! El BBVA Bancomer vibro con 10,021 almas (abonadas) según cifra oficial. Pudieron ser muchos más si la directiva Rayada hubiera permitido el acceso libre en lugar del famoso abono.  

Con todos estos ingredientes el partido prometía ser de lo mejor y cumplió, Tigres y Rayadas salieron a la cancha sabiendo que en este juego además del liderato del grupo 2 estaba el orgullo del escudo que representan. El partido inicio intenso desde el primer minuto con llegadas de Pame Verdirame y Rebeca Bernal quien al 5’ aparecía con un frentazo para vencer a Ana Paz, guardameta felina, que no había sido muy exigida en anteriores encuentros y tenía el 0 en su puerta. De ahí Tigres se lanzó a la ofensiva intentando descolgadas con Belén Cruz y Lizeth Ovalle, pero ningún tiro de peligro hasta el minuto 42 cuando Blanca Solís aprovecho un rebote que dejo la portera rayada Claudia Lozoya dentro del área chica para solo empujar y lograr el 1 – 1. Ya en el segundo tiempo las felinas salieron con posesión de balón e intentando pasar a una defensa rayada durísima que no dejaba ningún hueco, la salida al ataque de Nayeli Rangel y compañía provoco una descolgada de Rayadas que termino en gol de Daniela Solís ante un balón mal atajado de Paz para así concluir 2 – 1.

Así Rayadas quita el invicto que mantenía Tigres y se lleva el “Primer clásico regio”, además se convierten en líderes del Grupo 2 con 15 puntos, la siguiente jornada se mide a Santos Laguna en su casa mientras que Tigres queda en segundo de grupo con 13 puntos y en su próximo cotejo recibe en el volcán a las Centellas del Necaxa.